Muere sonriente decimoquinta víctima de «Casanova»

11 de febrero de 2014

La policía estatal del área de Condado informó en la tarde de ayer que una empleada del equipo de limpieza del hotel La Concha encontró el cadáver sonriente de una joven. Esta es la decimoquinta mujer encontrada en las mismas condiciones y bajo las mismas circunstancias en los últimos tres años. Se sospecha que todas son víctima del infame asesino en serie, «Casanova».

Conforme al reporte policial, a eso de la 1:30pm de ayer, la empleada del hotel La Concha, Milagros De Jesús, entró a asear la habitación y encontró a Marianna Esperazzo de 24 años muerta en la cama. La mucama declaró a la policía que el cadáver «sonreía» cuando la encontró. De Jesús se disculpó, pero al no recibir reacción alguna de la occisa se acercó a ella. Fue entonces que notó que estaba muerta. Seguido, llamó al 911.

Detectives de la división de homicidios llegaron al lugar de los hechos a eso de las 2:00pm. Sellaron la escena del crimen, para luego entrevistar a unos noventa huéspedes y empleados del hotel. «El interrogatorio no rindió fruto» según el capitán de la división, Andrés Galliano. Fuentes alegan que algunos de los interrogados tuvieron que ser llevados al hospital por ataques de pánico.

Amistades de Esperazzo dieron fe de que celebraba en grande su despedida de soltera en el hotel sanjuanero. Este diario pudo entrevistar a varias de las amistades que asistieron a la actividad. Dos de sus invitadas, que no quisieron ser identificadas, insistieron en que conocieron a Casanova en persona. Ambas dieron la misma descripción. Según lo describieron, era un hombre en sus tempranos treinta, de buenos modales, culto, un conversador versátil, de físico atlético y «extremadamente» guapo. Ninguna de ellas pudo dar una descripción detallada de su rostro u otras facciones que pudiesen identificarlo.

En contraste, Grisselle Magritte, su amiga más cercana, dijo en una entrevista telefónica que nunca vio a tal hombre. Afirmó: «Marianna actuaba como de costumbre. Champaña rosada,  buena comida, baile y rodeada de sus amigas más fieles». Magritte es la novia del reconocido actor puertorriqueño Benicio del Toro, con quién contraerá nupcias en mayo de este año.

El prometido de Esperazzo, Eladio Muñiz, CEO de la compañía de distribución de alimentos para Sudamérica, Estados Unidos y el Caribe, Southwestern Selecta, ofreció una recompensa de $2 millones a cualquier persona que rinda información conducente al arresto de Casanova. Esta cantidad se suma a los sobre $26 millones que han ofrecido los novios y familiares de las víctimas de este asesino.

Según el informe forense, Marianna murió debido a un paro respiratorio, aparentemente provocado por orgasmos múltiples en cadena. El médico encontró niveles de alcohol en su sangre «acorde con una noche fiesta», pero no encontró rastros de drogas o sustancias controladas en sus pruebas toxicológicas. La joven no sufrió heridas mortales. Igual que las víctimas anteriores, el cadáver de la novia mostraba signos de una vigorosa actividad sexual justo antes de su fallecimiento. Al igual que todas sus predecesoras, la señorita Esperazzo quedó con una sonrisa amplia que un testigo curioso describió como «la sonrisa de alguien que sabe que va a ir al cielo». Pruebas adicionales arrojaron poca luz sobre la verdadera causa de muerte.

Detectives de la división de delitos sexuales de la policía, junto a la división de homicidios, quieren alertar e informar al público a través de este medio sobre el modo en que opera Casanova y otros hechos que puedan servir para evitar que hayan más víctimas de este asesino:
  • Las víctimas son mujeres entre los 21 y 32 años de edad.
  • Todas estaban comprometidas con hombres de inagotables recursos.
  • La fecha de los crímenes coinciden con la fecha de las respectivas despedidas de soltera de las víctimas.
  • El asesino contacta a las víctimas a través de redes sociales como Facebook, Tinder, Twitter, Whatsapp, Skype.
  • En todos los asesinatos, se encontró que la víctima fue quien invitó al asesino para que asistiera a su despedida de soltera.
  • La totalidad de los cadáveres de las jóvenes fueron encontrados en habitaciones de hoteles de primera del área turística de Condado e Isla Verde.
  • Todas las víctimas mostraban signos de extrema actividad sexual. La cual, según peritos forenses que colaboran con este diario, les provocó indirectamente la muerte.
  • Las testigos que dicen haber visto al asesino concuerdan en que Casanova era un hombre guapo, sin embargo, nunca se ha logrado una descripción coherente que pueda ser utilizada por la policía.
  • Al día de hoy, no se han captado imágenes o videos con buena resolución de su rostro o ninguna otra marca distinguible de su cuerpo.

Si usted o alguien que conoce tiene información que pueda ayudar en la captura de este peligroso asesino llame de inmediato al 787-343-2020. Su llamada es confidencial.

El pseudónimo del asesino, Casanova, fue adoptado por la prensa luego de que el moderador del programa radial Dando candela, justo después de la muerte de la décima víctima, preguntara al superintendente de la Policía de Puerto Rico, James Tuller: «¿Dejará que este casanova siga engatusando y asesinando novias?». Tuller, quién al momento llevaba dos meses en el cargo, garantizó la captura del asesino o su renuncia.


Al cierre de esta edición, la policía no había recibido ninguna pista que devele dónde se esconde el asesino ni cuándo atacará nuevamente. Los asesinatos siguen acumulándose, la promesa sigue incumplida y James Tuller continúa su cargo como superintendente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada